jueves, 31 de diciembre de 2015

Feliz año viejo

Hoy es el día de recordar, de dar las gracias e incluso de pedir, hoy es el día de echar la vista atrás y pensar en lo bueno, en lo malo, en las sorpresas y las desilusiones, en lo que hemos cambiado y lo que no hemos tenido tiempo de hacer.

Quien me conozca desde hace mas de 12 meses habrá notado un "pequeño" cambio en mi, si, no se porque, supongo que parte de la culpa la tiene haberme deshecho de la persona que no permitía que sonriera, la persona que me hacía pequeñita aun sin pretenderlos, eso no quiere decir que la odie, no, ni mucho menos, le doy las gracias porque el día que me quité ese peso de encima fue el primer día después de muchos años de oscuridad, de tristeza, de ser una persona con la que no estaba contenta, con la que no me sentía bien.

Este año no ha sido el mejor de mi carrera estudiantil, tampoco el peor pero la verdad es que eso queda un poco a la sombra cuando te fijas en como he cambiado asi que aun que no estoy contenta con los resultados me afectan un poco menos.

En este año he visto crecer a mi perrita, he viajado mucho, he aprendido aún más y sobretodo y lo que es aún más importante, he conocido a personas que me han cambiado la vida, personas que han marcado un antes y un después en mi vida. También es verdad que no he visto a otras personas que son importantes para mi lo que me gustaría pero espero ponerle solución en este 2016.

Es una reflexión barata y corta pero creo que poco más debo decir sin meterme en detalles.

Gracias, gracias a todos, los que me hacéis sufrir, los que me hacéis reir, llorar, cantar, todos los que habéis hecho mi 2015 inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario